Análisis fundamental

El análisis fundamental es una de las piedras angulares de la inversión y se puede aplicar a todo tipo de activos. Se ve lo que hace que el precio se mueva hacia arriba o hacia abajo y lo utiliza para anticiparse y beneficiarse de movimientos futuros de precios. Puede utilizarse para analizar una economía nacional examinando áreas como el producto interior bruto, el empleo, la inflación y las políticas monetarias de un banco central. Se puede utilizar para analizar una empresa concreta mediante la comprobación de sus estados financieros como los activos, los pasivos y las ganancias, así como su gestión y la competencia.

El análisis fundamental también se puede aplicar a diversas industrias mediante el análisis de los impulsores de la oferta y la demanda. Existen muchas estrategias fundamentales de negociación y de inversión, y la mayoría tratan de determinar el valor razonable de un instrumento realizando un análisis de los factores subyacentes del precio. Si el precio real de mercado de un instrumento difiere de este valor razonable, al final gravitará hacia dicho valor, siempre y cuando no cambie ninguno de los factores fundamentales.