Enseñanza e investigación

Gestión del riesgo

En la gestión de riesgos se gestiona elriesgo inherente en la negociación mediante la identificación, evaluación y control de los mismos. No se puede controlar cuánto se puede ganar, pero sí lo que se puede llegar a perder. Una mala gestión del riesgo es una de las principales razones por las que los traders fracasan. Gestionar su exposición al riesgo, sabiendo lo que debe hacer y lo que no debe hacer, ayuda a evitar que se produzcan grandes pérdidas o incluso llegar a perder la totalidad del capital negociado. Se deben tener en cuenta diversos tipos de riesgos potenciales.

Una buena gestión del riesgo es clave para conservar el capital e implica pensar en la cantidad de capital que se debe emplear, el nivel de riesgo que se debe asumir en cada negociación, la cantidad de operaciones que se deben realizar con carácter diario, semanal y mensual, así como los niveles de stop que deben utilizarse para cada tipo de estructura. También se incluyen en la buena gestión de riesgos los requisitos necesarios respecto al beneficio/riesgo, la forma de emplear la gestión monetaria, el modo de utilizar una cartera equilibrada y cómo lidiar con las correlaciones entre las operaciones abiertas. Los traders que emplean una buena gestión de riesgos también tienen en consideración los límites de pérdidas que deben establecer con carácter diario, semanal y mensual, así como la forma de calcular la expectativa general de su estrategia de negociación y cómo evitar el riesgo de caer perderlo todo.
Mostrar más
1
2
1
2