TradingForexEU

El dragón asiático se impone a finales del 2020

TVC:SHCOMP   Índice Shanghai Composite
China, el dragón asiático, es el claro ganador del año del covid-19: crecerá un 1,9% en 2020 y cerrará la brecha frente a Estados Unidos en un 4,3%. Si bien es cierto que el 2020 comenzó con una caída de 6,8% del PIB chino en su primer trimestre, la recuperación del gigante asiático ha sido la única caracterizada por su forma de V. Su recuperación es tan notable que para 2021 se espera un crecimiento de 7,9%.

¿Cómo lo hizo China? Lo primero fue controlar la pandemia a pesar de las múltiples versiones. Lo que está claro es que han logrado restablecer la normalidad de una manera que Estados Unidos y Europa no han podido. En su recuperación, China tuvo una mezcla de inversión en infraestructura, gasto social y atención a comunidades rurales. Con la pandemia bajo control, ha sido capaz de tener una recuperación moderada de su sector servicios el cual es el más importante de las economías desarrolladas.

En cuanto a su espíritu comercial, las exportaciones de mercancías sólo crecieron en China durante agosto (9.5%) según los estudios de la Organización Mundial de Comercio ( OMC ). Asimismo, China es el único país que ha experimentado un aumento de exportación de mercancías puesto que la mayoría de los países del mundo han demandado productos chinos para controlar la primera ola y en aras de controlar la segunda. Con las actuales exportaciones chinas y su repunte en el tercer trimestre con tasas de crecimiento interanual del 10%, se espera que China logre aumentar sus exportaciones de productos por cuarto año seguido. En cuanto a las importaciones, estas se estabilizaron en julio y agosto y crecieron de manera sustancial un 13% en septiembre.

En referencia a sus inversiones, China ha aprovechado su musculo comercial para acelerar también sus políticas de inversión. Este país, que hasta hace solo 40 años era más pobre que algunos destacados países latinoamericanos, hoy en día aprovecha sus vínculos con parte del mundo subdesarrollado y lleno de recursos naturales para lograr aumentar su influencia en parte del mundo. China es el mayor inversionista en África desde hace una década con una cantidad de 75.000 millones de dólares entre 2014 y 2019. Además, China aumenta cada año las inversiones de tecnología en el mundo subdesarrollado a través de entidades públicas que son líderes en varios países

Si Donald Trump gana las elecciones de noviembre, el tira y afloje con los asiáticos saltará de los aranceles, a los teléfonos móviles, a la tecnología y culminara la ambiciosa financiación que el gobierno de Xi Jinping viene haciendo. De momento, no se puede perder de vista que Estados Unidos es el primer socio comercial de muchos países en Latinoamérica y África al consolidarse como el único aliado político sólido en muchas regiones del mundo.
MI CANAL DE TELEGRAM EN ESPAÑOL

https://t.me/joinchat/EQErylUGO9zHxj9xYh1kXg

MI WEB /MY WEB

https://www.tradingforexeu.es/


Buena caza!