CryptoGoUp

Varios Bancos podrian sufrir otra devaluacion de sus acciones.

Formación
NYSE:BBVA   Banco Bilbao Vizcaya Argentaria S.A
Resumen

Los bancos están preocupados por el equilibrio del sector financiero, empero parece estar una y otra vez amenazado por la crisis económica mundial.

La causa de la crisis bancaria es la inestabilidad macroeconómica, mala supervisión, mala táctica, administración deficiente, sistema de control inadecuado, fracasos de las operaciones y Hacer trampa.

Las autoridades, sea como sea la causa, requieren un plan coherente para afrontar a estas crisis, examinar los diferentes puntos de su administración y hacer sugerencias.


Introducción

El planeta parece estar constantemente perjudicado por crisis bancarias de uno u otro tipo. Es así como los inconvenientes de las décadas de los 80 y los 90 se piensan los más severos respecto a cualquier otra fase anterior. En 1996, el FMI ( FMI ) estimó que cerca de 130 territorios habían registrado crisis bancarias a partir de 1980, y que entre 30 y 40 aún podían continuar en crisis. El caso puede estar perfeccionando, empero únicamente gradualmente.

El precio que representa para los presupuestos gubernamentales solucionar estas crisis fue bastante elevado y, aun cuando las estimaciones varían, hay diversos ejemplos, en particular un análisis llevado a cabo por estudiosos del Banco Mundial, publicado en 1996, que calcula los precios acumulativos, expresados como porcentaje del producto interno bruto (PIB) anual de cada territorio.

En la situación de la crisis estadounidense, que perjudicó a las instituciones de préstamo y ahorro, así como a pequeños bancos a lo largo de la década de los 80, y hasta inicios de la de los 90, ha sido de 2 a 3%, para las naciones nórdicos, entre 2 y 8%, en la crisis de España (1977-85) de 17%, en Hungría de 10%, en Bulgaria de 4%, en México del 12 al 15% a pesar de que las cifras oficiales mexicanas son menores , en Venezuela del 13 al 18% y en diversos otros casos, que integran Argentina y Chile por arriba de 25%.

En varios de dichos, así como en distintas economías en transición y en desarrollo, y en ciertos territorios industriales, como Francia y Japón, los esfuerzos todavía no se sobrepasan y los precios tienen la posibilidad de continuar acumulándose.

Centrándose en las economías en transición, el Fondo Monetario Internacional estimó en 1996 que las deudas incobrables de los bancos fluctuaban entre 14% y 65% de los activos totales. Tomando en cuenta que se reconocía una generalizada falta de reservas y que, para colmo, la capitalización publicada está a menudo por abajo del 8% mínimo recomendado por “Basilea”, se mantienen las dudas referentes a la solvencia en que se inspira el sistema bancario en varios de aquellos territorios.

Claro está que el precio que significa para el presupuesto del gobierno solucionar las crisis bancarias representa de manera directa solamente una transferencia en la economía nacional y no equivale al precio real neto en términos de pérdidas en confort social o ganancias para la economía en su grupo.

Cualquier cálculo del precio real debe tener presente los precios administrativos, las secuelas de la desviación de la política macroeconómica impuesta por la crisis, los probables beneficios de evadir una crisis más seria y las repercusiones para la eficiencia de la intermediación financiera al auxiliar a instituciones en quiebra o en peligro de ella.

La banca ha evolucionado de bastante distintas modalidades en los diferentes territorios, por una mezcla de causas económicas, políticas e históricas. Ejemplificando, USA y Japón cuentan con sistemas bancarios de forma considerable fragmentados, tanto geográfica como funcionalmente, aun cuando su fragmentación va desapareciendo.

En muchas naciones de Europa las operaciones han tendido a ser más consolidadas, así sea en términos de geografía o de funcionalidad, o los dos a la vez. Hay territorios en desarrollo y desarrollados, así como además en cada una de las economías previamente comunistas, donde los bancos de propiedad estatal eran hasta hace poco la regla.

En la actualidad muchas de las economías en transición se caracterizan por una polarización entre monumentales bancos enfocados a amplios sectores económicos, provenientes de la fragmentación inicial del sistema bancario, y una muchedumbre de pequeños bancos establecidos en forma oportunista en la oleada de liberalización, empero en varios casos con construcciones de propiedad o concentración de negocios que, a menudo, no cumplieron con las reglas prudenciales de las naciones desarrollados, y que en un número relevante han llevado a su quiebra anticipada o al cierre. Este proceso evolutivo debería avanzar.

Ejemplificando, aun cuando la gran mayor parte de las naciones en el planeta permanecen ahora más o menos involucrados con el término de economía de mercado y con el quiero de que el Estado se desentienda de la propiedad de los bancos o no interfiera en sus ocupaciones salvo el primordial para objetivos de supervisión queda aún un extenso camino por recorrer anterior a que dichos fines se alcancen plenamente.
A medida que tanto, los rápidos progresos de la tecnología seguirán transformando o modificando ciertos de los procesos bancarios en todas las naciones y posiblemente, los bancos como conjunto continuarán desplazándose hacia novedosas superficies de negocios.

¿Qué es lo cual distingue a un banco?

Las definiciones legales concretas de lo cual es un banco, o lo cual constituye el comercio bancario, varían de territorio a territorio. Bastantes personas podrían tener en cuenta los bancos, antes que nada, y en primer lugar, como proveedores de crédito, sin embargo no es esto lo cual hace de los bancos algo exclusivo, debido a que el crédito está disponible de otras fuentes, como por ejemplo abastecedores comerciales, minoristas o en forma titularizada en los mercados de capital. Tampoco la concesión de crédito, por sí misma, precisamente provoca que los bancos sean objeto de la atención particular de las autoridades reguladoras, debido a que las elecciones erróneas al otorgar créditos tienen la posibilidad de no ser causa de inquietud, a menos de que la compañía que conceda el crédito sea además la que capta los depósitos. Se acepta principalmente que la actividad que hace a los bancos en cierto sentido algo particular es la captación de depósitos.

Razones:

- Un depósito bancario es habitualmente una obligación de capital no asegurada.

- Por efecto, tiene un intenso componente de confianza.

- Aproximadamente, los prestatarios requieren recursos por más grandes períodos de tiempo que los que los depositantes permanecen dispuestos a otorgar. Aun los sobregiros, que técnicamente deben ser reembolsados a su demanda, tienen que considerarse en forma general como una obligación casi sin liquidez. Tal cual, la conversión de plazos es un aspecto vital para el desempeño económico de un banco, y es paralelamente una fuente sustancial de peligro.

- Los depósitos son dinero, especialmente en el sentido de transacciones: Recursos presentes corriente o a la vista, o depósitos con vencimiento a plazo, que tienen la posibilidad de utilizarse en forma general además se permiten como maneras de realizar pagos y liquidar deudas a terceras piezas.

Debido a lo cual, los bancos se hallan en el centro del sistema de pagos, cuya eficiencia es esencial para la economía en su grupo.

Papel del banco central y de los supervisores

Los bancos centrales tienen la posibilidad de tener interés en el desarrollo estructural del sector bancario, por 4 causas:

- El banco central se preocupa por el equilibrio general del sector financiero y deseará con aquel fin supervisar a los bancos o aseverarse de que permanecen siendo correctamente supervisados por otro organismo.

- Generalmente, el banco central debería ocuparse además de la eficiencia de la intermediación financiera, en particular del sector bancario, y aunque en una economía de mercado buscara no intervenir de manera directa en las ocupaciones de los bancos, puede, sin embargo, participar para garantizar una correcta infraestructura y competencia y excitar iniciativas colectivas para el bien común. En las economías de mercado emergentes, el área bancaria principalmente practica un papel fundamental, si aún no se desarrollan otros mercados de capital.

- La función de los bancos para generar dinero y crédito en el curso habitual de sus ocupaciones provoca que el banco central tenga interés en la evolución bancaria a partir de el punto de vista de una política monetaria macroeconómica:

- Las autoridades reguladoras se delegan comúnmente de defender a los depositantes personales contra pérdidas, a este respecto es además fundamental la facultad de impedir la captación de depósitos no autorizados. Los esfuerzos por defender a los clientes se piensan justificados por:

- La interacción de confianza entre banquero y depositante

- Por las asimetrías en la información

¿Quién supervisa?

En ciertos territorios, la supervisión bancaria es responsabilidad del banco central y en otros, se le delega a uno o más organismos separados.

Es viable que ha ya conflictos de interés entre el funcionamiento de la política monetaria a grado macro y la supervisión: La situación más común es el de una situación en que la fragilidad de los bancos retrasa las limitaciones correctas o estimula una disminución en la severidad de la política monetaria.

Hay ejemplos de este caso en USA y en el Japón y en varias economías en transición, empero las probables tensiones no tienen la posibilidad de evitarse sencillamente separando institucionalmente ambas responsabilidades.

Debería aclararse que ni en USA ni en Japón los bancos son supervisados exclusivamente por el banco central.

Es viable además replicar que la estrecha relación entre el desempeño de la liquidez de los bancos personales y las operaciones de mercado de dinero del banco central, y en particular el realizado de que la ayuda de liquidez para un banco en inconvenientes deba darlo el banco central, exigen la coordinación y, óptimamente, la identificación de ambas responsabilidades.

En apoyo de esta crítica se debe nombrar que en muchas naciones donde la supervisión la ejecuta un organismo separado, el banco central conserva una especie de departamento de supervisión para mirar las ocupaciones del organismo supervisor para hacerse cargo de los inconvenientes que tengan la posibilidad de surgir en apoyo de la liquidez.

De cualquier manera, el banco central tratará una vez que menos de evaluar sus propias contrapartidas en caso de ser denominado a otorgar liquidez.

Por otro lado, la coordinación debe lograrse sin recurrir precisamente a el reparto de responsabilidades entre las dos zonas. Ya que los mecanismos supervisores para la defensa del consumidor tienen la posibilidad de ser diversos a los necesarios para afirmar la igualdad sistémica general, podría ocurrir que se confiaran dichos 2 puntos a organismos independientes, sin embargo, en la práctica esto además ocasionaría inconvenientes de coordinación y duplicación.

En muchas naciones la funcionalidad específica de manejar un esquema formal de seguro de depósito lo ejerce un organismo separado, en la mayoría de los casos en el área público de depósito privado existe en unos cuantos territorios, primordialmente en el continente europeo occidental. En dichos casos, a fin de evadir que se duplique la tarea de regulación, el organismo puede admitir la autorización del banco central, para que un banco o el organismo supervisor apropiado logre calificar para que se le admita en el programa de seguros, aun cuando es notable que en determinados territorios el organismo asegurador pide información adicional o duplicada de manera directa de los bancos.

Estructura del Banco

Captación de depósitos es quizás el punto donde empieza la definición del comercio bancario. Sin embargo

Además de admitir ciertos depósitos de capital ajustados a las necesidades de liquidez de los consumidores, las ocupaciones clásicos de los bancos integran servicios para recibir pagos y operaciones con divisas, el otorgamiento de créditos para capital de trabajo y el financiamiento comercial, préstamos particulares y ciertos financiamientos de inversiones a más extenso plazo, aun cuando esto último es dependiente de la capacidad del banco para aseverarse recursos a extenso plazo para sí mismo. Los bancos tienen la posibilidad de además participar en una extensa gama de otras ocupaciones financieras o en relación, como son negocio con aparatos financieros, corretaje, emisiones y las funcionalidades similares de servicios de registro y defensa, gestión de fondos de inversión, financiamiento corporativo, colaboración en actividades, asesoría financiera, y seguros.

Todavía más, ciertos bancos tienen la posibilidad de hasta querer diversificarse para comprender ocupaciones que van muchísimo más allá de los parámetros de las finanzas.

Por otro lado, los bancos logran, por elecciones propias o como consecuencia de leyes y reglamentos, especializarse en ocupaciones concretas o dirigirse hacia sectores o zonas determinados de la economía.

Hay ciertos componentes que las autoridades tienen que tener en cuenta al dictaminar las ocupaciones que van a poder emprender los bancos, o la composición que necesita la zona bancaria en grupo, para:

(1) Regir el peligro financiero

La diversificación puede contribuir a diluir peligros, sin embargo, además los amplía si, aproximadamente, las novedosas zonas de negocios son precisamente más riesgosas que las ya existentes

(2) Peligro en la fama

Como ya se señaló, existe un peligro de desconfianza general, una vez que un banco se deteriora y, por consiguiente, los intereses de los depositantes permanecen en riesgo, o si se muestra una estampida como consecuencia de pérdidas financieras o de perjuicios en la fama en cualquier parte del conjunto bancario, aun cuando se encuentre formalmente aislado de la entidad captadora de depósitos. Inclusive si los inconvenientes emergen en una subsidiaria capitalizada por separado, el conjunto puede hallarse obligado a comprometer recursos extras, para proteger su fama.

(3) Competencia bancaria

En ciertos territorios, el quiero de fomentar y conservar la competencia ha influido en la táctica de las autoridades para desarrollar el área financiera, mientras tanto que, en otros, los esfuerzos por determinar la competencia son más visibles y por esto la historia muestra resultados diversos.

En USA, las limitaciones vigentes ya hace mucho apenas flexibilizadas recientemente sobre la banca interestatal, evitaron que los gigantes bancos, con probabilidad de extensión, tengan la posibilidad de entablar redes de amplitud nacional. La política ha sido diseñada para defender a los pequeños bancos locales y suponía que la competencia entre éstos era suficiente.

El producido es que los adelantos hacia una eficiencia bancaria general posiblemente se retrasaron, y el enorme conjunto de bancos pequeños que proliferaron resultaron bastante pequeños y dependientes de una base de negocios bastante reducida para prosperar. Esto causó que buena parte de dichos bancos, junto con un número aún más grande de instituciones de ahorro y préstamo, quebraran en la década de los ochenta.

La prueba muestra que la banca es más eficiente en las naciones que se han abierto a la colaboración extranjera, aun cuando esto puede pasar a costa del desarrollo de una industria bancaria realmente nacional. Casi sin exclusión, la competencia extranjera y su vivencia traen beneficios y quizás el ejemplo más relevante es el Reino Unificado, donde la postura de Londres como centro financiero de vanguardia debería mucho a la acogida otorgada a las organizaciones extranjeras durante los años. Como consecuencia, los negocios de elevado volumen e de todo el mundo tienden a ser dominados por organizaciones de propiedad extranjera su participación en la banca al menudeo fue menos importante, las cuales representan una preciada aportación para el ingreso nacional del Reino Unificado.

Claro está que no todas las naciones tienen la posibilidad de desarrollar sectores financieros subjetivamente tan gigantes en sus economías como el Reino Unificado. Lo cual se necesita es que la intermediación financiera se maneje eficientemente para apoyar al resto de la economía. Si el territorio no destaca por una virtud comparativa en la oferta de servicios financieros, es mejor que esto se manifieste en la rápida disponibilidad de superiores servicios, importados si se necesita, y que la economía local se concentre subjetivamente más en otros sectores que en intentar de beneficiar a la banca interna por medio de limitaciones contra la competencia.

(4) Política social

Era esperable que los gobiernos participen o intervengan en la zona bancario, bajo el marco de la política social, en particular para garantizar un conveniente abasto de servicios al menudeo para toda la sociedad.

Esta región de participación deber ser transparente, implantada en reglas y sin que haya presiones para que los bancos otorguen subsidios ocultos al presupuesto o distorsionen las fuerzas del mercado a instancias gubernamental.

En varios casos puede no ser económico para el banco comercial dar servicios bancarios básicos para todos los pobladores y zonas

• Depósito
• Ahorro
• Crédito
• Así como envío de dinero

Así como es usual, se estima deseable que aquellos servicios se encuentren accesibles, el régimen se confronta a la elección de proveerlos mediante instituciones del sector público, como por ejemplo el sistema postal o un banco del gobierno, que en la mayor parte de las viejas economías planificadas es un banco de ahorro, o bien subsidiar a los bancos del sector privado con el propósito de que faciliten aquellos servicios, o presionarlos para que De esta forma lo hagan.

En ciertos casos, el régimen puede ir más lejos y no meramente limitarse a colmar los huecos que los bancos comerciales no cubren, sino competir con ellos en una extensa gama de servicios.

Es viable que resulte difícil explicar contra similar táctica si es que es necesario invertir en subsidios para ocupaciones no lucrativas, empero debería intentar de evitarse cualquier mediación en los servicios que la zona privada llegue a dar satisfactoriamente. Estas consideraciones son además relevantes para los bancos limitados

Los adelantos tecnológicos, la introducción de los cajeros de efectivo, la banca por teléfono y aun los bancos móviles en ciertos territorios, tienen la posibilidad de minimizar progresivamente el precio de dar servicios bancarios al menudeo, en cuyo caso varios de los inconvenientes de ingreso que se observan logran con la época eliminarse, aun cuando se mantendrán un periodo en algunos sitios. a medida que tanto, a medida que se extendía los hábitos bancarios, esos que no tienen la posibilidad de o no anhelan tener una cuenta bancaria estarán en una creciente desventaja.

(5) Política industrial

En muchas naciones se observa una falta de financiamiento bancario para las inversiones a extenso plazo de sectores específicos, por lo cual se justifica la mediación oficial. La escasez de financiamiento puede reflejar los inconvenientes en general que los bancos afrontan al relacionar los vencimientos de los préstamos con los vencimientos de los depósitos, que les posibilite otorgar créditos sobre una base prudente. En aquellas situaciones, los probables prestatarios tienen que buscar los recursos por medio de los mercados de capital o de otros canales, sin embargo el aspecto más relevante es si la escasez de recursos refleja meramente una fracasa del mercado en cuyo caso la participación oficial puede justificarse y ser económicamente posible o si se trata realmente de un peligro de crédito improductivo, en donde nadie debería otorgar recursos para el plan o bien apoyarlo por medio de provisiones explícitas en el presupuesto gubernamental.

Bancos especializados

Como contestación parcial a los inconvenientes expuestos previamente en las superficies de política social o industrial, es viable que se creen o se establezcan.

Bancos especializados, que tienen la posibilidad de separarse en 2 categorías:

- Bancos que deciden voluntariamente concentrarse en una serie reducida de ocupaciones

- Bancos establecidos por el régimen o con su apoyo, con el únicamente fin de dedicarse a ciertas ocupaciones concretas, o que se concentran en un rango definido de las mismas.

El primero de dichos equipos no necesita atención particular, salvo que las autoridades supervisoras tienen que aseverarse que no hay una concentración de peligro bastante alta, que podría perjudicar los intereses de los depositantes. Ciertos de los bancos denominados de “nicho” o “boutique” llegan a ser bastante lucrativos, empero de igual modo sus resultados tienen la posibilidad de ser volátiles respecto a los de bancos más diversificados.

En la segunda categoría, se integran en la mayoría de los casos a los bancos propiedad del Estado que poseen fines específicos, y los bancos del sector privado que cuentan con un tipo de autorización restringida.

La realidad y naturaleza de tales bancos puede diferir mucho de territorio a territorio, empero comúnmente integran bancos de ahorro, desarrollo industrial, agrícola o de negocio exterior.

Para nuestros propios fines, únicamente se inspeccionan 2 ejemplos:

Bancos de ahorro

Los bancos de ahorro se especializan en dar un refugio en teoría seguro para los ahorros parientes.

En la mayoría de los casos, son bancos propiedad de los gobiernos, a grado central o local, o bien bancos del sector privado que funcionan con varias limitaciones en el reparto de sus activos.

Sus inicios residen tanto en el quiero de proveer un extenso ingreso de servicios bancarios básicos a lo extenso del territorio, por las causas de política social ya mencionadas como en el fin de ofrecer estabilidad a los ahorradores por medio de garantía del gobierno o por un cuidadoso desempeño de los activos.

Los acontecimientos de años actuales han vuelto a enfocar la atención en cierto número de territorios sobre el papel, presente o viable, de los bancos de ahorro. Las quiebras bancarias en distintas economías de mercado han resultado en pérdidas de recursos para el diminuto ahorrador, o en altas aportaciones de recursos del sector público o de los fondos de seguro de depósito.

Paralelamente, la mala situación de los propios bancos de ahorro en muchas de las economías previamente planificadas, dañadas antes que nada a grado macro, por la alta inflación, y después, en cierto número de casos, a grado micro por la inadecuada diversificación de activos, empobreció a los ahorradores y propuso serios inconvenientes a las autoridades.

Los causantes de la regulación del sector bancario tienen la posibilidad de estar imposibilitados para evadir la inflación, sin embargo, deberían resolver las deficiencias de táctica y gestión bancaria. Una iniciativa que se ve con interés es la de implantar los denominados “bancos limitados”, que ofrecerían servicios de ahorro y pago para las familias y, quizás, para los demás pequeños depositantes, probablemente con parámetros en el costo de los depósitos de cualquiera, de esta forma estarían condicionados en el reparto de sus activos, por lo cual quizá solamente podrían invertir en artefactos financieros gubernamentales u otorgar créditos para objetivos específicos, o respaldados por garantías apropiadas.

Es posible que las tasas de interés sobre los depósitos fueran más bajas que en otros bancos, empero con más estabilidad y todavía pudiera ser que los depósitos fueran asegurados abiertamente por el régimen. Convenios como este son atractivos, en particular en territorios donde no hay confianza en el sistema bancario en su grupo o donde las condiciones no son aún correctas para implantar un esquema de seguro de depósito.

No obstante, tiene además sus problemas, debido a que los depósitos se guiarán hacia los bancos limitados en épocas de incertidumbre y tenderán a alejarse de ellos en periodos de más grande seguridad, lo cual tendría repercusiones desfavorables para lo demás del sistema bancario. Todavía más, de disponer de cualquier subsidio del gobierno, ejemplificando, garantías de seguro de depósito más amplias que las accesibles para los demás bancos, habrá una competencia desleal con otros bancos. El financiamiento obligado gubernamental ocasionalmente es consistente con el propósito de una eficiente asignación financiera para toda la economía.

Esto sugiere que los gobiernos deberán ser cuidadosos con las iniciativas en este sentido, aun cuando algunas veces resulten justificadas por causas sociales o bien para indemnizar las imperfecciones del mercado en la banca.

Claro está que todo banco debería poder, si lo quiere, conceptualizar su actividad en las fronteras de un banco reducido, empero el que pocos continúen voluntariamente aquel camino, indica que tales bancos tienen la posibilidad de no ser comercialmente viables y, de modo que, requerirían, antes que nada, de cualquier tipo de apoyo oficial.

Bancos industriales de desarrollo

Dichos bancos se establecen principalmente para impulsar la formación de capital a largo plazo. Se estima que la colaboración del Estado u organismos de todo el mundo es elemental ya que las fuerzas del mercado y los límites habituales de una gestión bancaria prudente no son capaces de dar el financiamiento solicitado.

Este enfoque puede justificarse si hay prueba de verdaderas fallas de mercado, o si hay en la política del gobierno la elección deliberada de contribuir a uno o diversos sectores relevantes en esta modalidad.

Los riesgos inherentes en este enfoque son que la ayuda vaya más allá de los parámetros de aquellos criterios, con el resultado de que los bancos compiten en términos desventajosos por los depósitos, distribuyen mal los recursos en la economía, o poseen pérdidas que ocasionalmente tienen que ser absorbidos por toda la sociedad por medio del presupuesto del gobierno.

Puede no ser correcto tener en cuenta el establecimiento del seguro de depósito, excepto sobre una base reducida, a medida que no se establezca un preciso sistema de supervisión, en consecuencia, la posibilidad de demandas al seguro sea suficientemente limitada como para hacerla actuarialmente viable. como componente esencial es mucho mejor otorgar apoyo a sectores o zonas de la economía de la forma más transparente viable y con el mínimo de perjuicios externos al mecanismo de las fuerzas del mercado.

Esto puede significar que los subsidios, etcétera., tienen que provenir de forma directa del presupuesto fiscal, en sitio de que se reciban en forma menos visible por medio de los bancos, o que, en la situación de subsidios a la tasa de interés, se posibilite a todos los bancos, de alguna forma, competir en su intermediación.

La crónica de dichos bancos o de los organismos tipo bancario, es diversa. Un caso muestra de gran triunfo ha sido el Banco de Desarrollo de Japón, que coadyuvó a financiar la transición económica de Japón, primordialmente en las décadas de los 50 y 60. Por otro lado, hay varios ejemplos de instituciones como estas, que quebraron, sin llegar cualquier logro, empero no es correcto nombrar casos particulares.

Causas de las crisis bancarias

El principio de las crisis bancarias puede explicarse por una diversidad de causas. Varias de ellas, como ya se comentó, tienen la posibilidad de relacionarse con la manera en que la composición del sector bancario evoluciona o se orienta. Las probables razones se ordenan en este trabajo, según provengan de situaciones macroeconómicas, componentes microeconómicos o regulatorios, malas tácticas de los bancos personales, fallas operativas en los bancos, o fraude.

Circunstancias macroeconómicas

No es raro que las crisis bancarias se atribuyan a acontecimientos macroeconómicos adversos. De esta forma, la inestabilidad macroeconómica se menciona algunas veces como la primordial fuente de inestabilidad bancaria, que se inicia por la conjunción de un desplome en los costos de los activos, en especial de bienes raíces tal vez luego de un aumento anterior insostenible, que ha podido paralelamente haber sido estimulado por políticas erróneas a grado macro o por elecciones bancarias riesgosas, un brusco crecimiento de las tasas de interés o una baja en el tipo de cambio, una instantánea desaceleración del ritmo de la inflación general los bancos principalmente prosperan a lo largo de una inflación alta, en particular por el señoreaje y la ilusión monetaria, a menos que las autoridades tomen medidas para recobrar tales beneficios, o el principio de una recesión.

Obviamente que todos dichos componentes permanecen interrelacionados. Otra fuente de problemas, en especial en las economías en transición, fueron los bruscos cambios. No obstante, los costos relativos o la supresión de los subsidios, que presionan a negocios o sectores específicos en los cuales participan los bancos.

En inicio, los administradores y supervisores de los bancos deberían aseverarse de que los bancos resisten choques como dichos, en los parámetros razonables de posibilidad, aun cuando se expone la pregunta ¿Qué se estima razonable?

Debido a lo cual, a menos que el choque vaya muchísimo más allá del rango de modalidades que comprensiblemente podría esperarse, las condiciones macroeconómicas no deberían ser de forma fácil aceptadas como la causa de las quiebras bancarias. No obstante, los choques exceden el límite.

Políticas económicas

Este asunto incluye todas las fronteras estructurales y de supervisión que se hallan bajo el control directo o la predominación gubernamental o del banco central.

- Supervisión

Se tiene la iniciativa generalizada de que toda quiebra bancaria significa un fracaso en supervisión, empero en otras palabras incorrecto.

En algunas ocasiones, una quiebra bancaria puede justamente atribuirse a fallas en la supervisión, sin embargo, casi por definición, no podría ser jamás la exclusiva causa, ya que anteriormente hubo una fracasa en el banco que huyó a la correcta atención del supervisor.

Además, si la supervisión fuera tan estricta como para remover toda probabilidad de quiebra bancaria, la banca podría ser posiblemente un comercio demasiado reprimido y no competitivo, por lo cual fracasaría en su funcionalidad elemental de proveer una intermediación financiera eficiente al resto de la economía.

Consecuentemente, las autoridades tienen que elegir que tan restrictivo y exhaustivo tiene que ser el sistema de supervisión para funcionar y el sistema debe, ocasionalmente, por causas de eficiencia y para evadir el peligro moral, permitir que los bancos quiebren.

- Infraestructura inadecuada

Escasas veces acostumbran ser éstas las únicas razones de una quiebra bancaria. No obstante, las deficiencias en la contabilidad o auditoría llegan a ocultar o retrasar los inconvenientes de falta de liquidez o insolvencia. Las fallas en la contabilidad de los consumidores del banco llegan a ser tan críticas como aquellos mismos errores en los propios bancos. Las fallas en la infraestructura legal, tienen la posibilidad de eludir que se ejerzan los derechos de propiedad o que se comprometan y se hagan efectivas las garantías colaterales en apoyo de los préstamos bancarios.

- Liberalización

La desregulación en el área financiero, puede a veces, ocasionar comportamientos riesgosos que conducen a inconvenientes posteriores. Este no es un argumento contra la desregulación, sino más bien una razón para garantizar que los administradores de los bancos y los reguladores, se encuentren al tanto de sus probables secuelas y se mantengan alertas frente a las que logren ser desfavorables.

Tales consideraciones tienen la posibilidad de constituir la base para beneficiar un enfoque gradual más que una desregulación abrupta, aun cuando en casos como los de viejas economías centralmente planificadas, los fundamentos y generalización de los cambios estructurales necesarios ha sido tan extensa, que no habría sido viable el gradualismo o podría haber desarrollado nuevos inconvenientes. La desregulación de las ocupaciones puede solicitar una supervisión más cuidadosa, con el objeto de garantizar que estas se lleven a cabo y se administren prudentemente.

ciertos inconvenientes bancarios emergen o se amplían pues la supervisión no se preserva al ritmo solicitado.

- Interferencia gubernamental

La interferencia gubernamental en las ocupaciones de un banco como son órdenes o presiones para que preste a determinados: consumidores, probablemente a tasas de interés preferenciales, o para conservar o prolongar redes de sucursales no redituables puede promover o apurar el principio de una crisis de liquidez o solvencia, o dejar una pesada herencia en interacción a los activos o la cultura. Otras medidas oficiales, que tienen la posibilidad de ser dañinos, y que en ocasiones se muestran, integran el establecimiento de requisitos de reserva inadecuados, ya sean no remunerados o con una tasa de interés por abajo de la del mercado y ciertas obligaciones para financiar la deficiencia del gobierno, por igual en condiciones fuera de mercado.

- Peligro moral

Si hay la iniciativa generalizada de que no se dejará la quiebra de ningún banco, o si en épocas difíciles el ayuda financiero está de forma sencilla a disposición de los bancos o sus depositantes quizás para dichos últimos por medio de un sistema de defensa de depósitos demasiado generoso, nace el peligro moral. Los bancos llegan a actuar de un modo que exacerba su situación en lugar de mejorarla y los depositantes no se preocupan en discriminar entre bancos “buenos” y “malos”, con lo que es posible que prolonguen su sobrevivencia, empero maximicen una crisis, una vez que de vez en cuando ocurra.

- Falta de transparencia

Si como consecuencia de un marco legal o regulatorio inadecuado, o quizá solamente como un aspecto cultural, las ocupaciones de un banco no poseen transparencia hacia los depositantes y otras contrapartes, o aun para los accionistas, se obstaculiza el papel de las fuerzas del mercado en la decisión del destino del banco y se posibilita que los inconvenientes se desarrollen y multipliquen hasta un punto que de otro modo no hubiera sido viable.

Estrategias y operaciones bancarias

En varios casos, los inconvenientes de un banco son provocados por deficiencias en su propia táctica o por fallas operacionales. Es discutible hasta qué nivel además debería considerarse a los supervisores como causantes por permitir se mantengan tácticas inadecuadas. A menudo solamente se sabe, si éstas últimas son buenas o desastrosas hasta luego de aplicarlas, y, en una economía de mercado es cuestionable hasta qué punto tienen que intervenir los supervisores. Las quiebras tienen la posibilidad de suceder:

- A partir del lado de la producción: como consecuencia de, ejemplificando, operaciones erróneas o apresuradas en novedosas superficies geográficas o de productos

- Por el lado de los insumos, como consecuencia de errores al concientizar al personal, excitar una totalmente nueva cultura administrativa, usar la información tecnológica en forma positiva, o funcionar y organizarse eficazmente.

Algunas de las fallas operacionales más frecuentes son las próximas:

• Deficiente evaluación de crédito

• Exposición a peligros de tasas de interés

• Exposición a tipos de cambio.

• Concentración de préstamos

• Novedosas zonas de actividad

• Negociaciones o toma de posiciones no autorizadas

• Otras fallas:

- Personal de baja calidad, o con vivencia reducida, como consecuencia de una alta rotación del personal o un aumento bastante veloz del comercio.

- Composición administrativa deficiente, con orientaciones de responsabilidad y vigilancia inadecuadas.

- Imposibilidad o renuencia para el control de precios.

- Composición de recompensas para el personal que estimula la desmesurada toma de peligros.

- Documentación inadecuada, sistemas de registros o asientos de auditoría.

- Dependencia desmesurada en los sistemas tecnológicos de información, sin un respaldo apropiado, con deficiente averiguación y verificación, sin normas seguras de auditoría, o sin que los administradores comprendan bien los sistemas.

- Ausencia de planes de contingencia para confrontar emergencias externas o internas.

Fraude

Pienso que no necesito describir ya que causas esto produciría una crisis bancaria en el propio banco.

Acciones para prevenir o resolver las crisis bancarias

Sistemático.

La primordial inquietud del banco central debería ser la igualdad del sistema financiero y no la sobrevivencia de un banco en particular. Los efectos de la viable quiebra de un banco, conforman un factor a dictaminar en el instante. En algunas ocasiones, la amenaza de una restricción en el crédito es decir una desmesurada resistencia a prestar o captar nuevos recursos, y la inquietud por sus secuelas macroeconómicas, además justifican la mediación.

Intereses de los depositantes

En la más grande parte de las naciones, junto con la inquietud por la igualdad sistémica, las autoridades reconocen obligaciones con los depositantes, en particular los depositantes al menudeo. Hasta cierto punto, éstos tienen la posibilidad de ser apoyados por el seguro de depósito, aun cuando probablemente no sea eficaz ni recomendable intentar de otorgarlos a los bancos que no cumplen con los estándares prudenciales, o en territorios donde los sistemas de supervisión no poseen aún un grado satisfactorio de confianza.

Liquidez

Generalmente, el banco central está de consenso en proporcionar cierto apoyo de liquidez si estima hablamos de una necesidad temporal y que en lo interno el banco es solvente. No obstante, en la ejerce la carencia de liquidez llega a ser meramente una señal de insolvencia inminente, por cierto, la insolvencia puede en ocasiones adelantarse a la carencia de liquidez, aun cuando quizás resulte difícil evaluar la verdadera situación en el primer instante en que se solicita ayuda.

Además, un banco puede hallarse un día sin liquidez y, por consiguiente, incapaz de seguir estando sin apoyo, mientras tanto que en una visión a más extenso plazo sea solvente, tal vez a un plazo mayor del que los consumidores y las contrapartes en el mercado permanecen dispuestos a tener en cuenta. Las autoridades tienen la posibilidad de entonces justificar la custodia al banco por un extenso lapso, si bien en forma realista es, con más frecuencia, para su liquidación ordenada y no para una reanudación de ocupaciones. El banco central puede otorgar un cierto costo de liquidez sin incurrir en un peligro crediticio, por medio de sus mecanismos vigentes en el mercado de dinero o por adaptaciones, como son: la compra de valores, préstamos con colateral o liberando requisitos de reserva

Autoridad

Para evadir o prevenir una crisis es sustancial actuar con velocidad. Por esto debería especificarse quién es responsable de su funcionamiento en la mayor parte de los casos, sin embargo, no constantemente, el banco central, y comentado organismo debería disponer de autoridad suficiente para adoptar e instrumentar las elecciones, o ser capaz de manejar y llevar a conclusión cada una de las consultas elementales, ejemplificando, con el Ministerio de Finanzas en el período de tiempo más corto que se pueda. Es además recomendable que el público conozca los principios y condiciones de la participación, con el objeto de evadir erróneas expectativas y cualquier queja subsiguiente de que la política fundada no posee consistencia.

Confidencialidad

Es fundamental que, en lo viable, el banco central actúe sin publicidad alguna para eludir, ejemplificando, que se extienda el pánico. Puede necesitarse determinar esta necesidad, por una sección, y los derechos de los depositantes o del público a la información, por otra. Conservar el secreto en el instante no debería significar que las autoridades no sean causantes de sus actividades.

Aceptación.

Si el banco central debería intervenir en apoyo a un banco, tendrá que tener una iniciativa clara de una salida ocasional, sea por medio de liquidación, absorción o rehabilitación del mismo u otra medida que se considere correcto. Hay un problema si el banco se estima bastante enorme o fundamental para permitirle que quiebre, debido a que las autoridades podrían verse con una obligación virtualmente sin límite para darle apoyo.

Límites


Salvo en aquellos casos extremos, el banco central comúnmente deseara restringir su mediación en cualquier crisis bancaria, en lo en cuanto a precisar el precio público, con el propósito de evadir el supuesto de un apoyo ilimitado y el consecuente peligro moral.

Recuperación del gasto

Las operaciones de apoyo están afectando las utilidades del banco central o el presupuesto del gobierno si la ayuda se da de manera directa del presupuesto o de los propios recursos del banco central, empero con una viable reducción en las transferencias netas de sus utilidades al presupuesto. Ideal es que el marco para tales arreglos financieros esté permanentemente en vigencia, por lo cual no se retrase la operación de apoyo una vez que sea elemental.

Condicionalidad

El banco central puede insistir en que su apoyo se encuentre condicionado a que el banco perjudicado tome numerosas medidas para mejorar sus sistemas, modifique su dirección estratégica, cambie a sus administradores, etcétera.

Hasta cierto punto, esto podría ser considerado como parte de la capacidad de supervisión bancaria, y además primordial para que el banco central cuente con una salida correcta

En lo viable, cualquier serie de condiciones debería integrar incentivos para que el banco rectifique y mejore su funcionamiento

Conclusión:

Ya habiendo visto esto ¿Crees que algunos bancos desde la crisis del 2008 a reparado algo de esto?

Si varios Bancos no empiezan a solucionar sus problemas personales, es probable que en la crisis económica que se puede generar actualmente haga que las acciones de estos bancos, empiecen a caer. Aunque claro siempre existe la posibilidad que algún gobierno los rescate.

Usa cualquier análisis técnico, también te validara el corto. No necesito explicar más razones. La posibilidad de hacer una operación en CALL y vender sus acciones en devaluación en el hipotético caso que la crisis económica que varios inversores de bolsa apuestan suceda. Además, que el riesgo de pérdida seria pequeño. Señale los precios a tomar en cuenta a una operativa en corto. Un saludo :).
Talk to me with any questions privately on telegram: https://t.me/Sofi12z

My Portfolio: https://wallmine.com/portfolios/341808/

Charts Study: https://t.me/CryptoGoUpStudy

Comentarios