jonfuentesX

Monero, ¿mala inversión o una oportunidad única?

KRAKEN:XMRUSD   Monero / Dólar estadounidense
A medida que avanza la agenda que nuestros gobiernos, o mejor dicho, nuestros gobernantes no gubernamentales, tienen ya diseñada para nosotros desde hace un tiempo considerable (probablemente desde la primera guerra mundial), vemos como el progreso de las CBDC no se inclina hacia la privacidad que proporcionaba el dinero físico, si no es, precisamente, la trazabilidad absoluta y eliminación de lo anónimo de nuestro lenguaje, la idea fundamental del dinero electrónico y lo que nos espera.

En algunos medios de comunicación electrónicos como criptonoticias, ya venían advirtiendo desde este día 21 que los retiros desde exchanges centralizados a wallets particulares podrían prohibirse, y sin entrar en detalles sobre la posibilidad a nivel tecnológico de estas imposiciones, si que deja entrever la postura de los que nos gobiernan respecto a este punto, aunque podía preveerse perfectamente, dada la propia naturaleza del "sistema".

El día 24 en ese mismo medio de comunicación comentaban que el GAFI iba a asignar recursos a la limitación de las criptomonedas orientadas a la privacidad de sus usuarios, como monero o z-cash , y si tenemos en cuenta que el ya presente yuan electrónico no va a ofrecer absolutamente ninguna privacidad, no hay resquicio de duda alguno que, al igual que otros sistemas que forman parte de esta futura nueva normalidad como el obvio futuro crédito social, las demás CBDC seguirán este modelo anti-privacidad, y por tanto monero y z-cash serán prohibidas en los exchanges centralizados, y muy limitadas en DEFI.

Pero aquí estamos para ganar dinero, así que, ¿de qué sirve esta información?

Bajo mi punto de vista y teniendo en cuenta lo que ocurre con los activos que se prohiben, como ya ocurrió en la ley seca del 17 con el alcohol o la prohibición de la cocaina y psicotrópicos similares en el 18, estos, lejos de desaparecer, se mantienen presentes igualmente con un precio mucho más elevado, ya que si bien las leyes pueden reducir la demanda, tiene sobre todo un impacto directo sobre la oferta, y por tanto bajo las leyes del mercado, el precio aumenta.

Con el monero, y vamos a reducirnos a él dado que es el estándar actual de las monedas "privadas", puede pasar lo mismo. La necesidad de transacciones privadas jamás va a desaparecer. Ya sea a través de monero o la utilización de testaferros con fiat como se ha hecho hasta ahora, siempre habrá personas muy solventes dispuestas a pagar grandes sumas por evitar que otras personas sepan lo que hacen con su dinero. Y me atrevería a decir incluso que, observando hacia la realidad anti-anónima que nos conducen nuestros mandatarios, los servicios de privacidad podrían incluso ser mucho más valiosos en el futuro.


Por tanto, si tenemos en cuenta que es posible que el valor de la privacidad aumente exponencialmente en los próximos años, sumado al fenómeno de incremento de precios que ocurre en un activo o producto cuando lo prohiben, monero podría ser una gran inversión para aquellos vendedores que puedan ofrecer precios disparatados en el momento en el que los exchanges centralizados se vean, como siempre bajo coacción, a retirar de sus plataformas la compraventa de estas monedas.