making-a-trader

Stoxx50: Sin cambios a pesar de Wall Street

TVC:SX5E   Índice Euro Stoxx 50
Una semana más, los índices del viejo continente siguen hibernando. Contra todo pronóstico, han aguantado los golpes bajistas propuestos por Wall Street en los últimos 12 días. Sin embargo, no debemos caer en el error de pensar que esto será siempre así.

De no encontrar suelo más pronto que tarde, es probable que Europa acabe encontrando los catalizadores suficientes para acabar con la lateralidad reinante. En definitiva, parece que la recuperación que tomó rumbo desde los mínimos de marzo se ha ido enfriando en las últimas semanas.

Es probable que la llegada a los actuales soportes, sobre la media móvil de 200 sesiones, acabe sirviendo como apoyo a gran parte de índices europeos. Esto será así siempre y cuando la corrección de Wall Street se de por finalizada.

En la máxima referencia europea, el EuroStoxx50, la lateralidad ha reinado en el contexto general de la semana. A pesar de las caídas de jueves y viernes, la realidad es que solo un cierre por debajo de los 3.200 puntos activaría un claro objetivo bajista.

A partir de aquí, los 3380 son una clara resistencia de carácter general en el medio plazo. Esta zona, como se puede ver en el gráfico, son los máximos registrados en junio y en julio. Como hemos venido diciendo hasta la fecha, un cierre por encima de estos niveles sería una excelente noticia de cara a un nuevo impulso alcista.