making-a-trader

La fortaleza de Europa y nuestro cambio de rumbo

TVC:SX5E   Índice Euro Stoxx 50
En las últimas semanas, Europa está demostrando un mejor comportamiento que los índices americanos. Esta situación se está haciendo algo más visible en las últimas sesiones, donde los alcistas encuentran menos problemas para dominar los parqués europeos que en los americanos. En estos últimos, parece como si todo fueran dificultades a la hora de subir con cierta confianza.

Esta situación es especialmente visible en el EuroStoxx50. Las velas desplegadas en las últimas semanas en el EuroStoxx50 son especialmente positivas de cara a la continuidad de la subida. Al fin y al cabo , se ha roto y confirmado una ruptura de una resistencia que estaba funcionando como un auténtico muro desde el año 2015. Esta zona se muestra en el gráfico sobre una línea punteada azul.

A partir de aquí, lo más normal es que Europa siga funcionando mejor que Wall Street. Esta situación no solo se da con el EuroStoxx50. También en el DAX30 , CAC40 e incluso en los anteriormente rezagados IBEX35 e MIB40 italiano percibimos una mayor fuerza en las últimas semanas.

Continuamos ajustando nuestra Cartera

Desde las últimas sesiones hemos ido ejecutando un traslado de capital desde Estados Unidos a Europa. Esta semana hemos salido de compras en el mercado europeo tomando posiciones en Danone , Michelin y ASR Nederland .

En pocas palabras, y antes de continuar con el análisis del mercado americano y de nuestro IBEX35: Estamos tomando un cierto cambio de rumbo con el fin de estar en valores y sectores más defensivos.

Nuestra cartera venía muy ponderada por tecnología y durante este año hemos ido reduciendo la exposición a este sector. De hecho, incluso dentro de la tecnología, estamos moviendo el capital desde valores más volátiles hacia aquellos algo más defensivos incluso dentro de la misma tecnología. No podemos negar que nos sentimos ligeramente incómodos en la situación actual de Mercado.

Los alcistas mantienen el pulso en el SP500
La situación técnica del SP500 poco o nada ha cambiado en las últimas dos semanas. Los alcistas luchan por mantenerse cerca de la resistencia ascendente que se forma al unir todos los máximos desde el año 2009.

Esta resistencia, de enorme relevancia en el tiempo ya que ha empujado a la baja al SP500 en multitud de ocasiones, está frenando claramente a los alcistas americanos. Sin embargo, las velas desplegadas en las últimas dos sesiones dejan lugar a ser moderadamente optimistas de cara a las próximas sesiones.

De hecho, aunque el sentimiento inversor es muy alcista en el largo plazo, lo cierto es que en estas dos semanas indicadores como el Fear and Greed Index o la propia volatilidad nos muestran que hay cierta prudencia entre los inversores. Esto es positivo para el Mercado en términos de corto plazo.

¿La recuperación de la tecnología americana?
Por otra parte, parece que la tecnología está empezando a despertar de su letargo después de apoyarse en la directriz que une los mínimos desde septiembre del pasado 2020.

Esta zona, potencialmente compradora, nos ha permitido tomar una pequeña posición en el Nasdaq100 de cara a buscar los 14.000 puntos como primer objetivo. La recuperación de la tecnología solo se pondría en peligro de perder los mínimos de la anterior semana en cierre. Es decir, al perder los 13.000 puntos. Esa debe ser nuestra zona de stop.

Un dato interesante
En el gráfico que adjuntamos a continuación de Charles Schwab se aprecia un dato que venimos comentando las últimas semanas. Por un lado, el 90% de los valores que forman el SP500 siguen estando por encima de su media móvil de 200 sesiones.

Sin embargo, este mismo dado se ha reducido en los últimos dos meses en el Nasdaq y Russell 2000. El motivo es que las compañías tecnológicas y las small cap están purgando la inmensa subida que disfrutaron a principios de año. Las preocupaciones sobre una posible subida de la inflación o una paulatina retirada de los estímulos por parte de la FED podría estar detrás de esta situación.

¿Se va a acabar al apoyo de la FED?
Algo más del 85% de las empresas del SP500 han publicado sus resultados del primer trimestre. Los beneficios han tenido una subida media del 50%. Estos datos, si bien son muy buenos, no son sorprendentes debido a la debacle económica del pasado año. A pesar de ser excepcionales, ya están incorporados en las cotizaciones.

A lo largo de este año se especula con que el modo en que influirán sobre las compañías la evolución de la inflación. También lo hará de manera decisiva el que los malos datos de empleo en abril en los EEUU sean fruto de un comportamiento errático de los datos o están señalando a un problema de fondo.

Parece muy temprano hablar de la posible reducción del apoyo de la FED. Por el momento no parece que vayan a cambiar su estrategia de seguir comprando activos. Sin embargo, todo apunta a que si la economía sigue su buen curso, estos estímulos se podrían ir retirando a partir de septiembre y de forma más agresiva en 2022. Sin embargo, parece que los tipos de interés no se van a tocar antes de 2023.