making-a-trader

El Mercado en Europa: Es la hora de los banca europea

TVC:SX5E   Índice Euro Stoxx 50
La lateralidad sigue presenta en un viejo continente que, por lo menos, ha conseguido encontrar soportes entre los índices más débiles como son el IBEX35, el FSTE MIB 40 italiano, el FTSE100 Inglés y el CAC40 francés.

Si bien es cierto que no se han batido niveles que nos hagan afirmar con rotundidad que el Mercado europeo va a subir con cierta tracción en las próximas semanas, también lo es que vemos con buenos ojos que las caídas de Wall Street se han digerido de tan buena manera en la mayoría de las referencias europeas.

Por otra parte, comentábamos hace varios días en nuestra cuenta de Twitter , Facebook e incluso Linkedin que no nos encontrábamos en un momento idóneo para buscar posiciones cortas en la banca europea. Los sectoriales bancarios europeos SX7E y SX7R están en zonas de soporte de todo el siglo. Esto significa que, de haber perdido esta zona, los bancos estarían perdiendo toda la rentabilidad acumulada incluso por dividendos de 20 años. Eso sin contar el efecto de la inflación.

No encontrábamos motivos suficientes para que la caída fuera de tal dimensión, por eso decidimos paralizar los cortos en toda la banca europea. Así pues, la mayoría de los bancos españoles -también europeos- han venido rebotando en las últimas semanas.

Ahora, el sectorial bancario está llegando a una zona decisiva. De superar en cierre semanal la resistencia dinámica que propone la directriz bajista de toda la caída, estaríamos hablando de una nuevo potencial subida para la banca. Sin embargo, no vemos como una buena opción de medio plazo comprar bancos. Incluso en Europa tenemos sectores que están en fuerza relativa positiva respecto al SP500 que nos pueden ofrecer una mejor ecuación rentabilidad-riesgo de cara a un plazo más extenso de tiempo.

Por otra parte, en Europa se ha conocido la noticia a través de Bloomberg de que Noruega retirará una cantidad récord de su Fondo Soberano. Se especula con una cantidad cerca a los 300.000 mil millones de euros.

El motivo no es que los gestores del fondo no confíen en el Mercado actual, si no que necesitan el dinero para hacer frente a la crisis sin precedentes que el país está sufriendo, no solo por el coronavirus, si no también por la rebaja prolongada del precio del petróleo Brent en los últimos meses.