making-a-trader

Comentario Semanal - 10 de Septiembre

SPCFD:SPX   El Índice S&P 500
Algo que suele ocurrir cuando el Mercado corrige con cierta virulencia es que gran parte de los analistas e inversores olvidan lo ocurrido hasta la fecha anterior a la caída. No se si este error está reconocido como algún tipo de sesgo. De ellos existen muchos y no se hasta que punto este está reconocido como tal. Sin embargo, esta situación se repite cada vez que el Mercado corrige.

Imagino que, más allá de buscar algún nombre que de sentido al sesgo, sería más sencillo utilizar el refranero español: ‘’El gato escaldado, del agua fría huye’’. Así pues, muchos inversores que han sufrido el desplome del 2000, 2008 o 2020… creerán repetir la historia en cada ajuste que el Mercado vaya formando. Este año, esta situación se agudiza, ya que desde que los índices tocaron suelo y empezaron la recuperación, muchos han sido los que semana tras semana alertaban de una segunda vuelta bajista. Como todos sabemos, al final nunca llegó.

Un error común, lógico e inevitable

Es algo lógico. Ningún inversor o analista es menos que nadie por caer en la tentación de pensar que algo malo volverá a ocurrir. Al final, nuestro cerebro está preparado biológicamente para centrarnos más en los peligros que en la parte positiva. De hecho, esta característica cognitiva permitió al ser humano como lo conocemos hoy en día ganar la batalla evolutiva a muchas especies.

No lo podemos frenar, porque somos así, pero si controlar. Para ello , en el caso de la inversión nos servimos de herramientas como el Análisis Técnico o el Análisis Fundamental. Debemos evitar que nuestras emociones, ya sean positivas o negativas, dominen nuestro análisis u operativa.

En este caso, como veremos a continuación en los posteriores análisis, no hay razón lógica para pensar que el Mercado esté ante una nueva oleada bajista. De hecho, tal y como hemos venido comentando durante la enorme subida de Wall Street en agosto, había una amplia probabilidad de que los índices americanos pudieran purgar por última vez antes de las elecciones la enorme sobrecompra acumulada, para llegar al 3 de Noviembre con las Bolsas en excelentes condiciones.

El miércoles recibimos en nuestra sección de Contacto una consulta sobre un seguidor de la página. Nos pide nuestra opinión sobre la posible relación que haya podido tener la fuerte caída del Nasdaq con lo ocurrido con SoftBank , un holding japonés que tomó una enorme posición apalancada sobre varias tecnológicas del mercado americano.

Como bien comenta el lector: ‘’ El subyacente sube cuando todo va a favor, pero, al revés, cuando la cotización baja, al tener que aportar más garantías puede haber necesidad de vender, entrando en eventuales procesos de venta desordenada que aceleran y amplifican las caídas’’

Lo cierto es que, cada vez que el Mercado cae con fuerza, se le intenta buscar algún tipo de explicación concreta. Algo parecido ocurrió en la debacle de 2008 cuando se pretendía justificar la caída de las Bolsas mundiales con un supuesto error de un gigantesco broker francés. También se intentó justificar la trágica Noche Buena de 2018 con un supuesto desajuste en el mercado de bonos.

Con esto quiero decir, que siempre podemos encontrar una justificación que nos convenza de algo, especialmente en un mundo tan complejo como es el económico. Ahora bien, con los datos sobre la mesa, la realidad es que el Nasdaq ha subido más de un 80% desde mínimos de marzo y que, a pesar de ello , la corrección no le ha hecho devolver ni tan solo un 15% de todo lo subido. Visto desde este punto, no parece tan grave la caída, ¿verdad?

En definitiva, pienso que no ha tenido un impacto significativo en el ajuste del Nasdaq, ya que este se iba a dar tarde o temprano debido a la alta sobrecompra que acumulaba.

Tesla: Un tema recurrente

Por otra parte, el lector terminaba el correo comentando la noticia de que Baillie Gifford (mayor accionista externo de Testa) había reducido su posición en Tesla a menos de un 5%. Sobre esto, comentar que no lo vemos como algo altamente significativo en el devenir de la cotización.

Es probable que haya reducido la posición para recoger beneficios o que, en términos fundamentales, considere que el precio de la acción está algo sobrevalorada. Algo que, desde un punto de vista lógico, no parece descabellado.
Sin embargo, no quiero decir que Tesla sea una empresa mediocre. Estoy seguro de que el Mercado está descontando un enorme crecimiento en Tesla para los próximos años, pero la realidad es que a día de hoy son simples promesas. De cualquier manera, hace algunas semanas estuvimos hablando de ello en nuestro artículo llamado ‘’Tesla y la supuesta irracionalidad del Mercado’’

Comentarios