194 visitas
5
Ante la inminente definición de esa figura, comenté varias veces que mi apuesta es más lateral que otra cosa, apoyado en parte porque el precio sigue avanzando sin definir (lo que en teoría indica una intención lateral) y también por especulación política/noticias que, para sintetizar, me dice que el gobierno no puede hacer nada peor... o sea que el hecho de que los precios no hayan continuado perforando soportes en semejante contexto de desaciertos polenteros resulta una prueba empírica, en cierta forma, de que el mercado ya no tiene margen para ir por nuevos subsuelos.
Digo: no estamos en piso porque de ahora en más las cosas mejoren, sino más bien porque ya no queda margen para que empeoren, básicamente... así de pésimo es el arrastre de desaciertos que se vienen repartiendo como socios de la decadencia este gobierno junto al anterior.
Dicho esto, nada obliga a que este presunto piso no se extienda hasta las elecciones o incluso durante años, supongo (porque del lado local no hay ni habrá drivers positivos... y negativos nuevos, jaja, ¿quedan más?) sin embargo nos queda el humor global. Sí, lo que pase en emergentes y todo eso que, aunque poco y nada tiene que ver con este paupérrimo mercado "nac&pop", de todas formas nos empuja para arriba y abajo aunque, claro, más para abajo que para arriba (no es broma: cuando los EEM suben 20, nosotros subimos 10 y cuando caen 10, nosotros caemos 20).
En fin, esta sencilla y resignada idea postula que el futuro es más que nada lateral en lo inmediato, pero a causa de mis expectativas alcistas para EEM en general y China en particular, pienso que ese triángulo decadente y eminentemente polentero en el que venimos navegando, se está por romper al alza... aunque no creo que demasiado, eso sí. Pero bueno, mejor nos acostumbremos a estos poquitos para arriba que son mejor que nada. Amén.
PD: por otro lado veo que el dólar no va a saltar, lo que también apoya lo anterior.